Así se mantiene una relación de pareja saludable

relación-pareja

Todo el que ha decido tener una pareja lo que más desea, es vivir dentro de una relación sana. Es decir, disfrutar de la oportunidad que le ha dado la vida de estar al lado de esa persona que amamos y que creemos haber escogidos para pasar el resto de nuestras vidas a su lado. Pero no a todas las parejas les va tan bien, razón por la cual hay quien pudiese preguntarse ¿por qué a algunos sí y a otros no? Pues, ocurre que no todas las parejas se comportan de la misma manera, por ende, no todos alcanzarán el mismo éxito en su relación, porque para lograr tener una relación de pareja consolidada y que permanezca en el tiempo se necesita una que ambos miembros de la pareja lleven a cabo una serie de tareas psicológicas o al menos eso es lo que dicen las últimas investigaciones.

Te cuento que investigaciones realizadas con el fin de entender que es lo que hace que una relación de pareja funcione y perdure en el tiempo, arrojaron interesantes resultados. Coincidieron que lo que hace a las parejas exitosas es el hecho de practicar una serie de tareas psicológicas, como ya dije anteriormente, tareas que te muestro a continuación y que te insto a ponerlas en práctica para que consolides cada vez más tu relación de pareja.

Las parejas emocionalmente estables y felices, no son apegadas a sus familias de origen, pues mantienen a raya las emociones relacionadas con la familia. Claro está que esto no significa que se desentienden totalmente de sus familiares, simplemente separan su identidad de la del resto de su familia. Con respecto a sus parejas, cada vez se muestran más cercanos a nivel emocional y disfrutan de su intimidad compartida, pero sin dejar de lado el hecho de ser individuos autónomos.

Asimismo, las parejas verdaderamente estables tienen una vida sexual activa en donde disfrutan plenamente y la cual protegen de las perturbaciones diarias.

Por otro lado, si son parejas que ya tienen hijos estos no se olvidan de sus obligaciones como padres, pero por nada del mundo permiten que su estabilidad como pareja se vea afectada.

Son personas dispuestas a afrontar las dificultades que se presenten a lo largo de la relación. No huyen de los problemas y se apoyan mutuamente.

Otro punto importante es que las parejas consolidadas a pesar de las dificultades se mantienen fuertes en cuanto a su vínculo amoroso. No sienten temor a expresar sus diferencias y saben que los conflictos también forman parte de la vida en pareja y que tan solo hay que trabajar en función de resolver las situaciones incómodas que se puedan presentar.

Y, primordial, jamás dejan de reír juntos, pues esa es la mejor manera de liberarse del estrés y evitar caer en el aburrimiento.

Fuente: http://www.cepvi.com/

Imagen: jarmoluk