Las plantas sienten? Son inteligentes?

El Smithsonian channel presentó dos experimentos:
1. Se tomó a una “mimosa”. Esta planta se dobla al mínimo contacto. Se le aplicó éter a la planta y después de una hora la planta dejó de responder al contacto. ¿Sí pueden ser anestesiadas, quiere decir que las plantas sienten dolor?
2. Otro experimento se llevó a cabo en la Universidad de Freiberg por el profesor Edgar Wagner. Las plantas no tienen sistema nervioso como nosotros, al menos un sistema nervioso tal y como lo conocemos, pero parece ser que sí conducen electricidad. El profesor Wagner conectó electrones altamente sensibles al tallo de una planta. Cuando prendió fuego a una de sus hojas, la planta emitió señales eléctricas registradas por una computadora. Podemos ver dichos experimentos en la siguiente página: http://www.sopitas.com/

En su último libro, titulado “Qué sabe una planta” Daniel Chamovitz, doctor en biología y director del Centro de Biociencias de la Universidad de Tel Aviv, nos revela que las plantas pueden sentir el entorno, tomar decisiones ‘inteligentes’ y comunicarse unas con otras a través de un sorprendente lenguaje químico.

Más información en: http://e-ciencia.com/

El profesor Stanislaw Karpinski, afirmó, en una reunión de la Society for Experimental Biology’s en Praga, que cuando se ilumina una sola hoja, toda la planta recibe esa información. Lo cual confirma, que esa información es transportada en forma de señal electroquímica por células que actúan como un sistema nervioso.

Stefano Mancuso es Ingeniero agrónomo y doctorado en biofísica, desde su laboratorio situado cerca de Florencia (Italia) estudia, junto con un grupo de colaboradores sí las plantas tienen alguna especie de sistema nervioso capaz de transmitir información y un cerebro capaz de procesar esa información y dar respuesta inteligente a los problemas. Según una entrevista a Macunso a La Vanguardia dice:

Lo intuía. Hoy sabemos que tienen familia y parientes y que reconocen su cercanía. Se comportan de manera totalmente distinta si a su lado hay parientes o hay extraños. Si son parientes no compiten: a través de las raíces, dividen el territorio de manera equitativa.
¿Un árbol puede voluntariamente mandar savia a una planta pequeña?
Sí. Las plantas requieren luz para vivir, y para que una semilla llegue a la luz deben pasar muchos años; mientras tanto, son nutridas por árboles de su misma especie.
Se comunican.
Sí, en una selva todas las plantas están en comunicación subterránea a través de las raíces. Y también fabrican moléculas volátiles que avisan a plantas lejanas sobre lo que está sucediendo.
¿Y cómo perciben?
Cada punta de raíz es capaz de percibir continuamente y a la vez como mínimo quince parámetros distintos físicos y químicos (temperatura, luz, gravedad, presencia de nutrientes, oxígeno).
En cada punta de las raíces existen células similares a nuestras neuronas y su función es la misma: comunicar señales mediante impulsos eléctricos, igual que nuestro cerebro. En una planta puede haber millones de puntas de raíces, cada una con su pequeña comunidad de células; y trabajan en red.
¿Qué le emociona de las plantas?
Todas las plantas duermen, se despiertan, buscan la luz con sus hojas; tienen una actividad similar a la de los animales. Filmé el crecimiento de unos girasoles, y se ve clarísimo cómo juegan entre ellos. Cogimos una de esas pequeñas plantas y la hicimos crecer sola. De adulta tenía problemas de comportamiento: le costaba girar en busca del sol, le faltaba el aprendizaje a través del juego. Ver estas cosas es emocionante.

En el siguiente vídeo podrán ver una entrevista que se le hizo a Stefano Mancuso en el  Programa Redes:

 

Imagen:  joami