Que hacer ante una ruptura dolorosa

ruptura

 

Las relaciones de pareja pueden representar para ambos: seguridad, tranquilidad,
compañía, ser deseado, ilusión, planes, etc., pero en el momento de la ruptura se crean
sentimientos muy fuertes de frustración para ambos, sobre todo cuando la relación
termina de forma conflictiva, y la persona que deja al otro entra en el papel de victimario.

El victimario va a recibir constantemente los reproches del otro, ya que el que se
encuentra en el papel de la víctima se siente traicionado, engañado, estafado.En este caso
para la persona que ha sido dejada la etapa más difícil es la de afrontar que no hay vuelta
atrás, que debe asumir la nueva situación de manera brusca. En esta primera fase, el
dejado buscará motivos para regresar, y se ilusionará con la idea de que en algún
momento volverán.

En esta etapa experimentará mucho miedo a un futuro sin el otro, pero la mejor manera de ir superándolo poco a poco es en principio distanciándose de la otra persona, comenzar a retomar tu rutina diaria sin el otro, realizar las actividades que se hacían sin el otro, en pocas palabras retomar la vida personal. Como todos los inicios son difíciles, pero poco a poco el dolor se irá disipando y será cada vez menor, hasta desaparecer.

La persona que ha sido dejada, experimentará progresivamente los siguientes momentos:

1) Se aferrará a la posibilidad de volver juntos.
2) Buscará incansablemente las causas de la ruptura, se obsesionará con buscar
evidencias, pistas que le lleven a descubrir que fue lo que paso.
3) Se paseará por diferentes sentimientos; amor, odio, desesperanza, frustración,
entre otros.
4) El dejado comienza a pensar en la posibilidad de que haya otra persona, y que tal
vez no pueden volver, sin embargo, deja abierta la posibilidad por si en un futuro
el dejador decide considerar una reconciliación.
5) Luego aparece el reproche y la indignación, y en algunos casos el dejado
experimentará deseos de venganza.
6) Y finalmente aparece el enfado, seguidamente de la aceptación y resignación.

Durante estas etapas el dejado puede que viva un verdadero martirio, ya que en su cabeza
van a rondar miles de interrogantes, sin embargo, es importante enfocarse en la salida,
claro hay que dejar que el duelo cumpla su ciclo a fin de que cuando llegue la etapa de
aceptación sea verdadera y serena.

Algunas personas son capaces de sobrellevar esta situación solos, otros necesitan ayuda,
lo cual no está mal, al evidenciar que se terminó la relación ya hace bastante tiempo y no
se ha superado, es recomendable buscar ayuda en terapeutas o psicólogos. Lo importante
es adquirir las herramientas necesarias para seguir adelante a pesar del dolor, hay que
superarlo, sanar y continuar.

Fuente consultada: http://gabinetedepsicologia.com/efectos-emocionales-ante-laruptura-de-pareja-el-abandonado-psicologos-madrid-tres-cantos

Imagen: Tumisu