Conoce todo lo que el vino hace por tu salud

vino

¿Que sabes sobre el vino?

Se prepara partiendo de uvas frescas, es fermentado por levaduras propias del fruto, este líquido preciado y exquisito es una combinación de alcohol, azúcares, ácidos orgánicos, sales minerales que son responsables de su divino aroma, sabores y matices.

El vino existe desde épocas antiguas como parte de la cultura mediterránea quienes en algunas zonas vivían de comercializarlo, además era de consumo indispensable en todas las comidas.

Dependiendo del color, el contenido de azúcar y la edad el vino logra distintas clasificaciones:

– Vino blanco: logrado por la uva blanca.

– Vino tinto: se obtiene de las uvas tintas.

– Vino rosado: nace de las uvas tintas o de la mezcla de tintas y blancas.

– Vino espumoso: contiene de forma natural o añadido anhídrido carbónico.

– Vino no espumante dulce.

Propiedades del vino

El vino además de ser un excelente acompañante en las comidas y una bebida ideal para socializar, es también un potenciador de beneficios para la salud. ¿Sabías que hay muchos médicos que aconsejan a sus pacientes beber una copa de vino tinto por día?

Varios estudios han afirmado que esa copa de vino tinto al día contribuye en la prevención de enfermedades cardiovasculares, tanto en hombres como en mujeres. Además se utiliza incluso para tratar dolencias y padecimientos como la diabetes, la demencia y la osteoporosis.

Además de eso el vino tinto ofrece:

– Reducir el riesgo de fallecimiento por diversos motivos, ya que actúa como un protector de la salud, si se bebe de forma moderada.

– Regular los daños que ha dejado el tabaco en los vasos sanguíneos. Tiene efectos sumamente positivos en el endotelio, una capa de células que se encarga de reducir la fricción entre los vasos sanguíneos y linfáticos, pero sobre todo en el corazón.

– Disminuir la posibilidad de padecer una enfermedad coronaria, porque se encarga de acortar la producción del colesterol malo y aumentar el bueno.

– Efectos anticoagulantes y antitrombóticos: esto se da porque promueve la formación de coágulos de sangre.

– Prevenir que se padezca de aterosclerosis porque ayuda a los vasos a permanecer saludables debido a la formación de óxido nítrico, el cual favorece a la relajación vascular.

– Equilibrar de la presión arterial, siempre y cuando se consuma en la forma recomendada, de lo contrario fomenta la hipertensión.

– Evitar la aparición del mal de Alzheimer: según investigaciones un compuesto denominado resveratrol que está presente en el vino tinto, produce efectos neuroprotectores que ayudan a que este padecimiento no se presente.

– Reducir el riesgo de padecer artritis reumática.

– Prevenir la gripe y los resfriados.

– Empequeñecer la posibilidad de sufrir cáncer en la garganta.

– Contribuir a la digestión.

– Mejorar la circulación sanguínea.

– Ayudar en la visión.

– Evitar la formación de coágulos de sangre.

– Favorecer a la asimilación de proteínas.

Para poder disfrutar de sus beneficios se debe consumir en la cantidad recomendada: una copa al día.

Disfruta con conciencia de esta exquisita bebida rica en polifenoles y contribuye con una buena salud para tu cuerpo.

 

Fuente:

http://mejorconsalud.com/las-ventajas-de-beber-vino-cada-dia/

http://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/dieta-equilibrada/efectos-del-vino-sobre-la-salud-6447

Imagen: WolfBlur