Consecuencias de dormir poco

dormir-poco

El sueño limpia la memoria a corto plazo y deja espacio en nuestro cerebro para asimilar nueva información. Está demostrado que una noche sin dormir reduce en cerca de un 40% la capacidad de asimilar conocimientos. Además, la persona pierde capacidad de concentración, se vuelve más lenta y menos precisa. Todo ello puede desembocar en alteraciones del habla, y dificultades de aprendizaje y resolución de problemas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dormir entre 7 y 8 horas al día para mantener un estado óptimo a nivel físico y emocional,

Un estudio de la Universidad de Texas ha determinado que las personas que duermen poco presentan, después de siete noches, alteraciones genéticas que podrían provocar serios problemas de salud como obesidad, enfermedades del corazón y pérdida de memoria, entre otros.

Un estudio realizado por la Clínica Mayo en los Estados Unidos, ha determinado que las personas que no duermen bien tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente vascular cerebral.

Otros riesgos que presenta la falta de sueño són:

Riesgo de obesidad

Las personas que tienen dificultades para dormir o que duermen menos de 6 horas tienen tendencia a tener mayor apetito.

Riesgo de diabetes

Un estudio del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ha descubierto que la poca calidad del sueño está relacionada con el aumento del riesgo de enfermedades crónicas, como la diabetes de tipo 2.

Perdida de memoria

Sabemos que cuando no se descansa bien, se olvidan las cosas y se hace dificil  concentrarse. Lo que poca gente sabe es que, a largo plazo, problemas cognitivos bastante serios pueden desarrollarse como una consecuencia de los desarreglos del sueño. Se ha descubierto, por la Universidad de california que dormir poco conlleva un deterioro cerebral.

Consejos para tener un sueño reparador

  • Escucha musica relajante estando en la cama. Te ayuda a relajar la mente y desconectar.
  • Toma algo que te ayude a relajarte antes de dormir. Una tila, una valeriana o un vaso de leche caliente.
  • Sí te resulta difícil conciliar el sueño, es mejor que te des un baño o una ducha caliente antes de acostarte.
  • Usa ropa de dormir lo más cómoda posible.
  • Cena ligero. No comas demasiado por las noches.
  • No tomes cafés, ni alcohol, y tampoco fumes por las noches.
  • No consumas nada de azúcar antes de ir a la cama.
  • Mantén el mismo horario para dormir.

 

 

Referencias:

http://planoinformativo.com

 Imagen por Pezibear