Trastorno de déficit de atención ¿Realidad o Negocio?

déficit-de-atención

Según  sumedico.com  Alberto Lasa  (quien fue Presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente) dijo en una entrevista que se le hizo en 2006:

“la hiperactividad no es una enfermedad, es a lo más,  un conjunto de síntomas o síndrome que reúne inestabilidad o inquietud, impulsividad e impaciencia, y dificultad para concentrar la atención”.

El Doctor Leon Eisenberg, quién inició una búsqueda para encontrar un tratamiento adecuado para calmar la hiperactividad en los niños, lo logró y la búsqueda dió sus frutos con el  metilfenidato. En 1968 se incluyó como “enfermedad” en el Manual Diagnóstico y Estadístico, sólo que ahora se le conoce con el nombre de Trastorno del déficit de atención e hiperactividad (TDHA).

Su diagnóstico se basa en la observación del comportamiento del niño, de conductas como la falta de atención, la distracción, impulsividad, desobediencia y problemas de adaptación social. ¿Se ha intentado averiguar por qué ese niño no está quieto o no es capaz de prestar atención? Tal vez su problema no esta en él. Lo que quiero decir es que hay casos en los que realmente se necesite medicación, pero seguro que en muchos otros no es necesario. Es muy posible que se este medicando a niños cuya solución a su problema podría estar en otra parte, por ejemplo en su ámbito social.

Los padres que tienen  un niño hiperactivo saben muy bien la enorme paciencia que se requiere y el agotamiento diario que supone cuidar de un niño hiperactivo.  ¿Pero como se debería de tratar a un niño inquieto? Cada tipo de hiperactividad es diferente y se debe de tratar de forma individual.

Según tdahytu.es no existe un único tratamiento ideal para tratar el TDH, sino más bien una combinación de diferentes tratamientos. Es decir, un tratamiento multimodal que aborda el trastorno desde tres diferentes ámbitos (tratamiento farmacológico, tratamiento psicológico y tratamiento psicopedagógico), pudiéndose descartar el farmacológico en algunos casos.

En diferentes blogs de Internet he encontrado que se dice que el TDAH es una enfermedad inventada para sacar provecho económico de ella.  Aunque no se trate de una enfermedad, sino de unos síntomas, como afirma el Doctor Alberto Lasa,  bien es cierto que es algo  real y lo están sufriendo muchos niños, e incluso puede que adultos también. Sólo quien lo padece sabe realmente lo que es y como se  sufre.

El TDAH a traido mucha controversia, pero lo que no se puede negar es su existencia. Lo que se ha hecho es un abuso de la medicación y tal vez diagnósticos equivocados.

Dentro de la comunidad científica se discute sí hay una falta de evidencia científica en torno a su diagnóstico, no a su existencia. También existe polémica sobre el uso de fármacos para su tratamiento,  recomendando su uso sólo en casos excepcionales.

La fundación CADAH (Cantabria Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad) No niega que existan malos diagnósticos de TDAH y afirma que:

En muchas ocasiones se realiza un diagnóstico sin tener en cuenta los estilos educativos, familiares, los trastornos de aprendizaje u otros trastornos, que provocan síntomas que fácilmente se pueden confundir con los del TDAH.

Negar la existencia del TDAH es privar a los afectados y a sus familias de un buen tratamiento y eso es una irresponsabilidad y temeridad.

 

 

 

Imagen: frolicsomepl