El origen del miedo

origen-miedo

 

El miedo es algo muy común que  sufrimos todos los humanos en mayor o menos medida. Prácticamente todos los humanos tenemos miedo, pero en realidad, se convierte en un problema cuando se transforma en un miedo exagerado ante situaciones que en realidad no acarrean ningun peligro para nuestra vida.

Tener miedo es algo normal y completamente humano y hasta bueno en cierto modo, porque nos protege de lo que podria ser una amenaza real para nuestra vida. Los seres vivos tenemos unas señales internas que nos avisan de un peligro, pero si esas señales aparecen en tu vida ante situaciones que no presentan un peligro real, pueden limitar tu vida, hacerte sentir rídiculo ante los demás y no te dejan disfrutar de cosas que realmente te gustaria vivir.

Es indudable que el miedo puede surgir por una mala experiencia o  algo que hemos aprendido, pero la pregunta que se plantea aquí es sí el miedo que una persona le tiene a algo puede venir determinado genéticamente.

Patricia Ramírez  en su artículo Tú puedes vencer tus fobias y miedos, dice:

Las fobias son patrones de comportamiento adquiridos. Tu miedo no viene genéticamente determinado, como el color de los ojos, sino que en un momento determinado lo aprendiste y te lo quedaste para ti.

Segun un artículo publicado en El Cultural (Revista de actualildad cultural)

Varias fuentes de evidencia convergen al indicar que el miedo y la ansiedad están sujetos en parte a influencias genéticas.

Según mi propia opinión, los miedos sí pueden venir determinados genéticamente.

Hay miedos que no vienen de un trauma específico del pasado, sino que simplemente forma parte de la persona sin ningún motivo aparente.

Por ejemplo, hay que son por naturaleza tímidos e introvertidos desde muy pequeños. La timidez no es otra cosa que un miedo a hacer el ridículo o a sentirse rechazado. Los niños tímidos suelen tener un padre o madre con la misma característica.

Creo que los miedos, aún siendo genéticos o muy arraigados e intensos, se pueden superar. Un ejemplo de ello puede ser la timidez, aprendiendo habilidades sociales y enfrentándose a situaciones que te den más seguridad después de superarlas.

Uno de los grandes  causantes del miedo es la duda y  la incertidumbre,  para superar eso, el mejor aliado es la información. Cuanto mejor conozcas lo que temes, mejor podrás enfrentarte a él y controlar la situación.

Aqui te dejo algunos consejos que te pueden ayudar a controlar el miedo o la ansiedad

  1. No te preocupes por lo que piensen los demás, todo el mundo comete errores.
  2. No se supera un miedo de hoy para mañana, es un camino progresivo donde tu verás que estás avanzando.
  3. Cuando sientas que te invade la ansiedad, lo primero que debes hacer es controlar la respiración. Intenta respirar despacio. Existen diferentes técnicas de control que te ayudarán a lograr estados de relajación mediante la adecuada respiración.
  4. Trata de hacer ejercicio, aunque sea salir a caminar durante media hora.
  5. Consumir probióticos también pueden reducir los síntomas de la ansiedad.  Un estudio  publicado en “British Journal of Nutrition”, muestra que los probióticos reducen la ansiedad.

Entre algunos ejemplo de alimentos ricos en probióticos tenemos: El chocolate negro, el yogurt con bífidus,  los quesos tiernos, el kéfir o las hortalizas fermentadas como los pepinillos en vinagre.  También existen suplemtentos de probióticos que puedes comprar en farmacias o herbolarios.  Estos alimentos nunca deben  sustituir la medicación mientras estés bajo tratamiento de un médico.

 

Imagen por: SEVENHEADS