Hábitos que contribuyen a la prevención del cáncer

El cáncer es una enfermedad difícil que llena de temor a las personas por su dura recuperación e invasivo tratamiento. La verdad es que por nuestro día a día y la forma en que vivimos y consumimos, lamentablemente nosotros mismos atraemos su aparición en nuestro cuerpo.

En realidad, el secreto que calza más ampliamente en la mayoría de los casos para prevenir el cáncer, es simplemente vivir sanamente. La comida que consumimos debe ser menos grasa, rica en carnes blancas y baja en carnes rojas. Es beneficioso el consumo de vegetales verdes, por su potencial inmunizador y anticancerígeno en el cuerpo. Igualmente, el consumo de ácido fólico es excelente para la reparación del ADN.

La vitamina D es un poderoso anticancerígeno, y se encuentra presente en los lácteos, especialmente el yogurt, pero también puede encontrarse en los frutos secos y las hojas de amaranto. Sin embargo, hay que ingerirlo conjuntamente con vitamina K2, para que llegue a los lugares correctos del cuerpo.

Es por esto que es bueno tomar el sol a primera hora de la mañana, ya que el mismo es esencial para que el organismo produzca la vitamina D, y el 90% de su producción depende de él, más que de una dieta. No obstante, es necesario cuidarse de exponerse en exceso, y sobre todo en las horas donde los rayos solares son más intensos.

Evita consumir tabaco de cualquier forma. El tabaco tiene más de 50 sustancias químicas cancerígenas, y se ha demostrado que su uso está íntimamente ligado con la aparición de cáncer de pulmón, laringe, boca, esófago y estómago, entre los más importantes.

Así mismo, es importante reducir el consumo de alcohol (aun cuando la Organización Mundial de la Salud no considera seguro ningún tipo de su consumo). Ingerirlo está ligado con la aparición de tumores en la boca, laringe, faringe, esófago, hígado, colon y mama.

El exceso de peso está relacionado a muchas enfermedades, y el cáncer es una de ellas. Por ejemplo, en las personas con sobrepeso, el riesgo de padecer cáncer de colon se incrementa en un 15%. Además, pueden aparecer tumores en las áreas del esófago, páncreas, mama, riñones y endometrio.

Para esto es importante el ejercicio diario, y evitar el sedentarismo. Se dice que los efectos del ejercicio físico pueden ser vistos tanto para la prevención de la enfermedad, como cuando ya se está en ella, ya que incrementa la calidad de vida del paciente.

Por último, una de las incidencias más importantes en el caso del cáncer es la predisposición hereditaria. Realizarse chequeos frecuentes si tiene antecedentes de
cáncer en su familia es trascendental, ya que la detección temprana de la enfermedad asegura la supervivencia de los pacientes en la mayoría de los casos.

Fuentes:
http://www.lne.es/vida-y-estilo/salud/2016/02/12/cancer-siete-habitosanticancer/1882280.html
http://runrun.es/ss/salud/246931/10-habitos-saludables-para-prevenir-el-cancer.html
http://www.abc.es/sociedad/abci-diez-habitos-saludables-para-alejar-cancer201602032049_noticia.html
http://dracoco.com/blog/872/10-hbitos-diarios-que-causan-cncer-y-deberas-evitar#-

Imagen: Cristianosoy